Construye un Abanico Terráqueo

foto del Abanico Terráqueo que se describe en esta actividad

Hay mucho bajo la superficie

Pasamos casi todo nuestro tiempo sobre la corteza terrestre. Es donde se encuentran los terrenos y los océanos. Pero muchas cosas suceden debajo de la corteza.

La corteza es muy similar a la cáscara de una manzana. No es muy profunda. Aunque es más profunda de lo que nos sería posible excavar. Tiene un promedio de 19 millas (30 km) de profundidad sobre la tierra. En el fondo del océano, la corteza tiene una profundidad de cerca de 3 millas (5 km).

Debajo de la corteza, encontraremos la capa más grande de la Tierra, el manto. Es una sopa caliente hecha de roca fundida. El manto tiene una profundidad de 1,800 millas (2,900 km). Debajo del manto se encuentra el núcleo externo, compuesto de hierro y níquel líquidos. En el centro de la Tierra encontramos al núcleo interno. Se trata de un centro sólido, compuesto de metales de hierro y níquel.

diagrama de las capas de la Tierra. La corteza es el borde exterior. Adentro de eso, podemos encontrar el manto, el núcleo externo y el núcleo interno.

Los colores del diagrama son los mismos que se utilizan en la hoja de trabajo del Abanico Terráqueo a continuación. Recuerda qué representa cada color para construir y usar tu abanico.



¡Conviértete en un fanático de la Tierra y construye un Abanico Terráqueo!

Para recordar que la Tierra es mucho más que la superficie que vemos todos los días, construye este abanico con las capas de la Tierra.


Necesitarás:

foto de los materiales necesarios para esta actividad: tres impresiones, palitos de helado grandes, tijeras y una barra de pegamento

Qué hay que hacer


  1. Imprime tres copias de la hoja de trabajo del Abanico Terráqueo.


  2. Recorta las tres figuras cuadradas.


  3. foto de las 3 figuras recortadas junto a las tijeras apoyadas sobre una mesa

  4. Pliega sobre la primera línea punteada.


  5. foto que muestra las manos realizando el primer pliegue

  6. Da vuelta el papel y pliega sobre la siguiente línea punteada.


  7. foto del papel dado vuelta de modo que la cara blanca quede hacia arriba, y las manos realizando el segundo pliegue del abanico

  8. Continúa plegando, dando vuelta el papel tras cada pliegue, hasta haber creado un abanico.


  9. acercamiento del abanico que se forma al completar los pliegues de 1 hoja

  10. Pliega el abanico por la mitad.


  11. foto del abanico doblado a la mitad

  12. Pega la parte interior del pliegue para crear una pequeña sección del abanico.


  13. foto de la aplicación de la barra de pegamento sobre la parte interior del pliegue del abanico

    se pega el abanico para formar una cuña o "porción de torta"

  14. Repite los pasos tres a siete para las otras dos impresiones. Ahora tenemos tres abanicos pequeños.


  15. foto de las tres cuñas del abanico, plegadas y pegadas

  16. Pega la primera sección a tu palito de helado con el pliegue del abanico tocando la parte de arriba del palito de helado.


  17. foto de la primera cuña pegada a un palito de helado

  18. Pega la siguiente sección del abanico en la parte de arriba. Asegúrate de que los pliegues del abanico apunten en la misma dirección.


  19. foto de la segunda cuña pegada a la primera cuña

  20. Pega la última sección del abanico en la parte de arriba.


  21. foto de las tres cuñas pegadas, unidas a un palito de helado

  22. Pega el otro palito de helado en la parte de arriba. Aplica presión para que selle bien.


  23. foto del segundo palito de helado pegado a la parte superior del abanico comprimido

    foto de unas manos estrujando el abanico comprimido para permitir que se seque el pegamento

  24. Deja que el pegamento seque durante unos minutos.


  25. Abre el abanico y refréscate.


abanico terminado y desplegado

Recuerda lo que representa cada color:

El núcleo interno es amarillo.
El núcleo externo es rojo.
El manto es de color naranja y tostado.
La corteza es una delgada línea marrón.

article last updated March 21, 2018
More Less
More Less