deep-space-network

¡Disfruta de una super audición con el Super Cono Sonoro!

¡Disfruta de una super audición con el Super Cono Sonoro!

Necesitas lo siguiente:

  • Un pliego grande de cartulina para marbetes o cartón para cartelería, de aproximadamente 46 x 61 cm (18 x 24 pulg.)

  • Cinta adhesiva transparente

Debes hacer lo siguiente:

¡Es tan fácil!

Simplemente enrolla la cartulina en la forma de un cono, dejando un pequeño orificio (de aproximadamente 1,5 a 2,5 cm [1/2 pulg. a 1 pulg.]) en el extremo con punta. Deja el extremo grande lo más ancho que puedas. Luego pega con cinta el borde en su posición.

Lleva el cono al aire libre. Pon el extremo pequeño en tu oído. Apunta el cono en diferentes direcciones y escucha con atención. Observa lo diferente que suena el mundo con y sin el cono para ayudarte a escuchar.

Escucha sonidos tenues que provienen de direcciones diferentes.

Esta niña puede oír claramente el reloj pulsera de su hermana mayor ¡desde esta distancia!


¿Qué sonidos muy tenues has podido oír con el cono que nunca antes habías sentido?

El cono es un embudo para las ondas

Cartoon Dr. Marc stands before a chalk board and explains.

Al igual que las olas en el océano, las ondas sonoras crean olas en el aire. El aire se mueve en una y otra dirección a medida que lo atraviesan las ondas de energía sonora.

Si pones algo como un papel en el camino de la onda sonora, también vibrará bastante. Si le das a esta superficie de papel la forma correcta, las ondas sonoras se concentrarán en un punto. ¡Por lo tanto, tu super cono sonoro es un embudo sonoro!

Una idea similar es lo que permite el funcionamiento de las gigantes antenas parabólicas de la NASA. Estas antenas escuchan señales provenientes de naves espaciales planetarias que están explorando el espacio muy lejos de la Tierra.

Antena 70-M de la Red de Investigación del Espacio Lejano en Canberra, Australia

La antena parabólica de esta fotografía tiene un diámetro de 70 metros (unos 230 pies). Esta antena se encuentra en Australia. Observa lo pequeñas que se ven los coches en comparación.

¡No podemos construir una nave espacial, decirle que nos llame cada tanto y después lanzarla a Marte o Júpiter! Debemos poder oír su voz tenue y hablarle mientras se encuentra a grandes distancias.

¡Algunas de las antenas de la Red de Investigación del Espacio Lejano son del doble del tamaño de la que cuida de las ovejas desde ahí arriba!

Por supuesto que ninguna nave espacial se comunica mediante el sonido. ¡Los mensajes no llegarían demasiado lejos, ya que las ondas sonoras no pueden viajar en el vacío del espacio! Sin embargo, las naves espaciales sí envían ondas de radio, que pueden viajar casi eternamente. El problema es que las ondas de radio se van extendiendo y se debilitan cada vez más cuanto más lejos tengan que viajar.

¡Por eso las "orejas" para las ondas de radio de la NASA tienen que ser realmente grandes!

Trayectoria de la señal de la antena de Cassegrain

Estas antenas parabólicas no se asemejan en nada a tu cono sonoro, ¿no crees? No obstante ello, la trayectoria que toman las señales de radio una vez que llegan a la antena es similar a un cono plegado. Una vez que la señal llega al foco (similar al extremo pequeño de tu cono), se usan instrumentos electrónicos que aumentan el volumen incluso más.

¡Ahora podemos comenzar a descodificar el mensaje y determinar qué es lo que nos está mostrando y diciendo la nave espacial!

More Less
More Less