¿Cómo crea el sol suficiente energía para iluminar todas las estrellas que vemos?

Las galletas del color de las estrellas.

Algunos jóvenes visitantes del planetario Storer en Prince Frederick, Maryland quieren saber cómo el Sol crea suficiente energía y luz para iluminar todas las estrellas que vemos. Esta es una buena pregunta. Obviamente el sol es la luz más brillante del cielo, pero ¿es lo suficientemente brillante para iluminar las estrellas lejanas? El Sol realmente es una estrella y es una bastante común, es sólo una de las 200 mil millones de estrellas que hay en la Vía Láctea. Pero es un estrella especial para los habitantes de la Tierra, pues estamos tan cerca de él que nos parece sumamente brillante. Las demás estrellas están tan lejos que sólo las podemos ver de noche, cuando el cielo está tan oscuro que podemos ver sus tenues luces que nos llegan tras recorrer distancias inimaginables.

Si con algunos amigos salieras a jugar de noche con linternas y se alejaran los unos de los otros, la luz más brillante que verías sería la tuya, porque sería la más cercana. Si sostuvieras la linterna a un pie de tus ojos: se vería sumamente brillante. Imagina que tu linterna representa al Sol. Para que otra linterna estuviese lo suficientemente lejos para representar la estrella más cercana al Sol, debería estar a 50 millas, o incluso en otra ciudad. La linterna estaría tan lejos de ti que su luz se vería muy tenue. Si pensamos en lo lejos que están las estrellas, es realmente asombroso que las podamos ver.

Si pudieras viajar a otra estrella, el Sol se vería como otro más de los maravillosos puntos de luz en el cielo y sería difícil imaginar que es el brillante Sol del cual dependen los terrícolas.

Aunque el Sol no ilumina las demás estrellas, síprovee la luz del día en la Tierra e ilumina la luna y los planetas que vemos en nuestro sistema solar.

Todas las estrellas generan luz (y otros tipos de energía) mediante reacciones nucleares, usando la energía almacenada en los diminutos núcleos en el centro de los átomos. Gracias a estas reacciones las estrellas son tan calientes que brillan. Son como enormes bolas de fuego que generan luz y calor. Tal vez te haz dado cuenta que el color de los objetos calientes depende de sus temperaturas. Los quemadores del horno se tornan rojos cuando se calientan, y las llamas que son aún más calientes pueden tornarse amarillas o incluso blancas. Es igual con las estrellas. Si sales una fría noche de enero a ver el bello espectáculo de las estrellas, observa cuidadosamente y verás que tienen distintos colores, como una colección de joyas del universo sobre la elegante oscuridad del espacio.

Cuando hayas terminado, entra en calor con una rica taza de chocolate y galletas del color de las estrellas. Aprender más sobre las estrellas—y las galletas.