Ya que Júpiter y Saturno son gigantes gaseosos, ¿sería posible volar a través de ellos?

¡Haz clic en el icono de reproducción oírme leer esto para ti!




Nuestros amigos en W.A. Gayle Planetarium de Montgomery, Alabama, tienen curiosidad de saber: ya que Júpiter y Saturno son gigantes gaseosos, ¿sería posible volar a través de ellos?

Nosotros pensamos que un gas es algo muy . . . parecido al aire. Después de todo, el aire es el gas que todos conocemos y amamos. Lo respiramos y volamos aviones a través del mismo sin problemas. De modo que tiene sentido pensar que un planeta gaseoso debería ser parecido a una nube de aire grande que flota por ahí en el espacio.

Saturno con sus colores verdaderos.

Pero observemos Júpiter y Saturno una vez más--o al menos, miremos algunas fotografías de estos planetas. Observa lo redondos que son. Nunca verás una nube en la Tierra que sea tan casi perfectamente esférica. ¿Por qué Júpiter y Saturno son tan redondos si están formados meramente por gas? De hecho, ¿por qué los planetas son redondos?

¡La mancha roja de Júpiter es una tormenta de 400 años de edad que podría tragarse a tres planetas del tamaño de la Tierra!

Pues bien, la respuesta breve es--la gravedad. La gravedad causa que toda la materia quede atraída hacia la demás materia. Para explicarlo un poco más . . . cuando los planetas se estaban formando inicialmente, el Sistema Solar era un disco giratorio grande de gas y polvo, con el Sol recién nacido en su centro. Trozos de polvo y nubes de gas fueron atraídos entre sí debido a la gravedad. A medida que se fueron uniendo estas partículas y estas nubes, atraían otra materia cercana y crecieron cada vez más y más, hasta que no quedaba más materia cercana que pudieran atraer. Los planetas que fueron creciendo eran como aspiradoras enormes del Sistema Solar, barriendo todos los desechos que quedaban en sus caminos. Y se hicieron redondos porque la gravedad atrae todo de igual manera hacia el centro de masas grandes tales como los planetas, de modo que cualquier cosa que sobresalga será atraída una vez más hacia el centro para crear una bola.

Una lata de gaseosa es aplastada por la presión atmosférica en este experimento.

Cuanto más grande sea un planeta, tanto más pesado será el material que le pesa en su centro. Piensa cómo te sientes al zambullirte bajo el agua. Si estás usando una máscara, observarás que a medida que te zambulles a mayor profundidad, la máscara presiona con más y más fuerza contra tu cara. Además, tus oídos comienzan a sentir la presión incluso a 2 ó 3 metros (5 ó 10 pies) por debajo de la superficie. La presión que sientes en tu cuerpo se debe al peso del agua encima tuyo. Cuanto más profundo vayas, más pesada será el agua encima tuyo, y mayor será la presión en tu cuerpo. Incluso en la superficie de la Tierra, cada pulgada cuadrada de tu cuerpo experimenta 14.7 libras de presión debido al peso de la atmósfera por encima tuyo. Si pudieras zambullirte al centro de la Tierra, ¡la presión en tu cuerpo sería aproximadamente 3.5 millones de veces mayor! ¡El centro de Júpiter es más de 11 veces más profundo que el centro de la Tierra, y la presión podría ser de 50 millones a 100 millones de veces más que el valor en la superficie de la Tierra!

La presión enorme en el centro de los planetas causa que las temperaturas en esas regiones sean soprendentemente altas. En sus núcleos, ¡Júpiter y Saturno son mucho más calientes que la superficie del Sol!

Le pasan cosas extrañas a la materia bajo estas temperaturas y presiones extraordinarias. El hidrógeno, junto con el helio, es el ingrediente principal de las atmósferas de Júpiter y Saturno. En la profundidad de sus atmósferas, el hidrógeno se convierte en un líquido. A aún más profundidad, el hidrógeno líquido se convierte en un metal!

¿Pero qué es lo que hay en el centro mismo de estos planetas? Los materiales son más y más extraños a medida que vas más y más profundo. Los científicos no comprenden las propiedades de la materia bajo los ambientes extremos en el interior de Júpiter y Saturno. Están en juego muchas fuerzas y leyes de la naturaleza diferentes, y las condiciones en el interior de estos planetas son muy difíciles de crear en un laboratorio aquí en la Tierra. ¡Pero puedes estar seguro de que no podrás volar a través de estos materiales extraños! Según lo sabemos ahora, estos gigantes gaseosos son mucho más que sólo gas.

Lea "¿Qué sucede al mezclar un Terremoto con un maremoto?" para saber cómo enormes fuerzas gravitacionales de Júpiter afecta a la forma de sus lunas.