space-technology-5

Tres pequeños satélites que viajan a cuestas

Tres pequeños satélites que viajan a cuestas

Este juego es como El Ahorcado, pero las respuestas se refieren a la historia sobre los tres pequeños satélites que viajan a cuestas. ¡Cuatro respuestas correctas arrojarán la nave espacial Space Technology 5 como si fuera un disco volador!

Encienda tener activado Javascript para jugar a este juego.

Juego el Arrojador de Nanosatelites Lee esta historia. ¡Y luego juega el Arrojador de nanosatélites!

Había una vez . . .

Tres satélites estudiarán el campo magnético de la Tierra.

Había una vez tres minúsculas naves espaciales que se estaban preparando para una misión muy importante. Primero, tuvieron que entrar en órbita alrededor de la Tierra. La nave espacial en órbita de tierra se llama los satélites, y ahora en adelante eso es lo qué le llamaremos. Después de haber entrado en órbita, una de sus tareas fue la de estudiar el campo magnético de la Tierra. Pero, de igual importancia, su trabajo también era probarse a sñ mismos. Resulta que eran diferentes de cualquier otro satélite que jamás habña volado en el espacio Podñan hacer todo lo que hacñan los demás satélites, pero eran mucho, pero mucho, más pequeños.

Qué tan pequeños eran? Sólo tenñan el tamaño de aproximadamente un pequeño televisor. Eran tan minúsculos, que fueron llamados "nanosatélites" puesto que "nano" significa muy, pero muy, pequeño. ¿Cómo podñan ser tan pequeños? Los constructores de la nave espacial habñan trabajado muy difñcilmente para encoger todas sus piezas electrónicas y mecánicas para ser muy livianas y cabidos en un espacio muy pequeño. Los tres nanosatélites fueron llamados ST5s porque su misión fue llamada la Space Technology 5.

ST5 de aproximadamente el tamaño de un televisor.

Los ST5s eran tan pequeños y utilizaban tan poca electricidad que todas las células solares que necesitaban podían caber a su alrededor, como si se tratara de una manta. (Las células solares convierten la energía del Sol en electricidad para alimentar los componentes electrónicos de la nave espacial.) La mayoría de las naves espaciales tienen células solares sobre paneles que sobresalen como brazos, lo cual aumenta su peso.

Los tres nanosatélites ST5 eran tan pequeños que no necesitaban todo un Transbordador Espacial o cohete grande para entrar en órbita alrededor de la Tierra. Un cohete pequeño, el 'Pegasus', se utilizo para poner los nanosatélites en órbita. El 'Pegasus', con los nanosatélites en borde, fue trasladado a una altura de 40.000 pies sobre la tierra por avión, a cual punto se soltó, arranco sus propios motores, y lanzo los ST5 a su propia orbita alrededor de la Tierra. Lea más sobre el cohete Pegasus.

¿Cuándo vino la hora para que el ST5s saltara del cohete, cómo fue que lo hizo? Después de todo, el cohete no se iba a detener para que los nanosatélites podñan bajarse delicadamente! Entonces los constructores de la nave espacial de la NASA figuraron una manera de sacudir suavemente los nanosatélites del cohete como si fueran discos voladores. De esta manera, los nanosatélites pudieron girar, y todas las células solares que envolvieron alrededor de los nanosatélites, consiguieron una cierta luz del sol.

ST5 Frisbee lanzador

Asñ pues, cuando vino el dña grande (en 2006), los pequeños nanosatélites ST5 cogieron su paseo al espacio. En apenas el momento adecuado, la astuta máquina arrojadora de discos voladores creada por los constructores de naves espaciales, envió a los pequeños satélites girando por el espacio, para realizar su misión importante.

Y ahora, ¡juega el Arrojador de nanosatélites!

article last updated February 13, 2013
More Less
More Less