galileo

¬°Alta marea en Io!

¡Alta marea en Io!

Jupiter's moon Io

La luna de Júpiter, Io, se asemeja a una enorme pizza. Esta pobre luna sufre de intensos "Io-motos" y violentos volcanes.

Distorting Io

En la luna Io del planeta Júpiter, la tierra misma se mueve hacia arriba y hacia abajo, ¡como si fuera un ascensor que lleva a las personas al piso más alto y más bajo de un edificio de 30 pisos!

En la Tierra, tenemos mareas en los océanos porque la gravedad de la Luna tira con más fuerza del lado más cercano a la Luna que del lado más lejano a ella. En Io, la gravedad de Júpiter y de las otras lunas grandes de Júpiter, tiran de Io en distintas direcciones. Si bien Io no tiene océanos, ¡las mareas en su "tierra sólida" son más de cinco veces más altas que las mayores mareas oceánicas en la Tierra!

En realidad, la Tierra también tiene mareas en la tierra sólida, pero con valores de menos de 20 centímetros (unas 8 pulgadas).

Galilean moons configuration #1

Aquí, la gravedad de Júpiter y de la luna grande Ganímedes (con ayuda de las lunas Europa y Calisto) juegan al tira y afloja, ¡usando a Io como soga! Io se abulta a ambos lados, como una pelota de fútbol americano.

Galilean moons configuration #2

En este momento, Júpiter y sus tres lunas grandes tiran del mismo lado de Io. Su órbita se flexiona para acercarse hacia Júpiter. Io nuevamente se aplasta como una pelota de fútbol americano.

Toda esta flexión cause la acumulación de calor en el interior de Io. Io se calienta tanto en su interior, que una parte de su material interno se derrite, hierve y trata de escapar de cualquier manera posible. ¡Así, crea agujeros en la superficie! De esto se tratan los volcanes. ¡Algunos en Io han emitido su caliente penacho gaseoso 300 kilómetros (unas 200 millas) al espacio!

Io during Galileo close flyby

La nave espacial Galileo tomó esta fotografía de Io durante su vuelo de inspección más cercano en octubre de 1999. Galileo se encontraba a sólo unos 600 kilómetros (400 millas) de la superficie de Io.

La nave espacial de la NASA, Galileo, que ha estado en órbita alrededor del sistema de Júpiter desde 1995, estudiándolo, voló más cerca a Io que cualquier otra nave espacial. Reveló gigantescos torrentes y lagos de lava, así como derrumbes de enormes montañas.